Esta es una planta que ha sido venerada, pero odiada por algunas personas, ya que anteriormente, el cannabis ha sido considerado una droga más en muchos países, ya que su consumo ha derramado sangre por culpa del microtráfico. Actualmente parece que esta planta ese está convirtiendo en tendencia, ya que sus propiedades medicinales, pueden cambiar la calidad de vida de los que la utilizan.

El uso del cannabis se remonta en china 3300 años AC, ya que se utilizaban con algunos fines, especialmente para aliviar algunos tipos de dolores. En la actualidad, hemos avanzado mucho en el conocimiento de un sistema cannabinoide endógeno que nosotros tenemos.

El cannabis, correctamente utilizado puede llegar a beneficioso para nuestra salud, está científicamente probado que el cannabis, reduce o puede modular el dolor, potencia el efecto analgésico y antiinflamatorio. En algunas personas que presentan algún tipo de cáncer, los pacientes suelen presentar nauseas y vómitos, en estos casos, el Aceite de Cannabis ha demostrado ser altamente efectivo para calmar la sensación de estos síntomas. También se ha probado en enfermedades traumatológicas tales como artrosis, fibromialgia, lupus, anorexia nerviosa y dolores de pie a causa de la diabetes.

Este aceite de Cannabis, debe ser utilizado en dosis muy precisas, ya sería el médico que debe recetar la dosis necesaria para cada paciente, dependiendo del nivel de dolor o edad.

También aseguran, que en pacientes con Alzheimer, puede ralentizar el proceso de degeneración del cerebro.   

También es muy importante diferenciar, entre el uso recreativo de la marihuana y el uso farmacológico de los cannabinoides. Actualmente, existen fármacos que derivan del cannabis y su uso está regulado y permitido, en países como Canadá, Estados Unidos, Uruguay, Colombia, Perú, Brasil, Puerto rico, Jamaica, Reino Unido, Dinamarca, Bélgica, Italia, Portugal, Polonia, Republica Checa, Macedonia, Croacia, Alemania e Israel.

En Colombia, la industria del cannabis, en poco tiempo ha dado pasos agigantados y está abriendo las puertas a nuevas posibilidades económicas para nuestros agricultores. Toda esta industria, está en proceso de desarrollo e investigación, pero el futuro de la comercialización, exportación y la producción de medicamentos derivados de esta planta, está más cerca de lo que muchos imaginaban, para agilizar este proyecto muchos están pidiendo el apoyo del banco agrario para la financiación de sus proyectos.

Así que la “fiebre verde” como algunos la llaman, se está haciendo realidad en nuestro país.

Recuerda que en #miralopues realizamos nuestro contenido con mucho cariño, si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos, dale like y comenta.

Así podremos seguir creando contenido de calidad, solo para ti.

0 0 vota
Valoración
Suscribirse
Notificar por
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Muestra todos los comentarios