Cuando se habla de peste siempre lo relacionamos con la enfermedad, ya que desde el mundo antiguo se tenía esa percepción, con la peste llegaba la muerte y por ende era un mal, algo triste, marchito que acababa con la vida de muchos. Enfermedades tanto físicas como mentales era algo que no era concebido. La gente los aislaba, no los determinaba inclusive por el olor, apariencia, manera de expresión eran considerados como lo peor. Inclusive en pueblos, aldeas, ciudades se llegó a considerar la peste como una maldición o pecado, si eras fiel a un Dios no te tocaría la peste, era como una amenaza, la lejanía de Dios provocaba que les cayera ese mal por pecado, era un terror constante al relacionarse con la peste.

La peste y la ignorancia van de la mano al no reconocer el mundo. El saber permite que los periodos de tiempo confieran a que no se asolen al concepto de peste para no caer en la ignorancia.  La connotación de estar enfermo se le acusa de cualquier cosa como el chivo expiatorio, la mayoría de las enfermedades infecciosas son transmitidas por los animales e incluso por falta de aseo personal. Con el tiempo se ha descubierto que los olores son culturales unos buenos otros malos, porque tiene que ver con nuestras percepciones, inclusive las enfermedades siempre se asociaban con olores, grasa, pudrición. Sean correctos o incorrectos es aquí cuando se denomina peste.

Algunas enfermedades parecen pestes pero realmente no lo son,  las cifras no son tan altas, son inclusive  del 1% e influyen también los medios de comunicación que se encargan de volver algo pequeño sin ser tan mortal en algo grande que inclusive puede causar daños psicológicos en las personas por el pánico que generan. Se crea rechazo a los que son diferentes, xenofobia, porque es una amenaza, pelea entre pueblos, incluso los consideran como malditos, deciden aislarlos, sin darles el saludo. En  Tailandia por ejemplo se prohibía la entrada de los chinos con la llegada del coronavirus. La tecnología cambia mucho pero no las formas de pensar desde el mundo antiguo, el quiebre de la humanidad es pensar desde la observación de lo que realmente está pasando en su entorno, el comportamiento del cuerpo y las causas. Se debe analizar para elaborar una investigación, el por qué está pasando, para el mejor desarrollo dejando de un lado el tema demoníaco y la estigmatización. Es muy duro resolver los temas de la cultura humana junto con los prejuicios para buscar la mejor solución.

Recuerda que en #miralopues realizamos nuestro contenido con mucho cariño, si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos, dale like y comenta. Así podremos seguir creando contenido de calidad, solo para ti.

0 0 vota
Valoración
Suscribirse
Notificar por
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Muestra todos los comentarios