Hace más de 100 años atrás Leo Baekeland, un químico estadounidense, de origen belga, cambió el mundo. Él inventó el primer plástico totalmente sintético, un plástico que contiene solamente moléculas que no se puede encontrar en la naturaleza. Este plástico, llamado baquelita, es durable, resistente del calor, y adecuado para producción mecánica en masa. Era un invento perfecto para su tiempo, este nuevo material era utilizado como un aislante para acelerar el proceso de democratización de la luz eléctrica en Estados Unidos y a su vez una bendición también a la naturaleza, o eso pensaron en el momento. La baquelita, como otros plásticos, reemplazan algunos materiales naturales, como la madera, y por eso tienen un efecto positivo para el medio ambiente. Lastimosamente, las características ganadoras del plástico son también sus maldiciones, los plásticos aguantan casi cualquier cosa, lo que lo convierte en un problema después de su uso.

La mayoría del plástico no está reciclado y reutilizado.

Ya la producción del plástico es problemática y llena de etapas y procesos perjudiciales para el medio ambiente. Pero en este artículo vamos a conocer ¿a dónde va el plástico cuanto no lo utilizamos más? ¿Y cuáles son los orígenes principales de los residuos del plástico?

Todos nosotros hemos utilizado productos hechos de plástico y después de utilizarlos solamente por una vez los hemos tirado. Piensa en una bolsa de plástico, una cuchara de comida para llevar o una película de protección de un teléfono nuevo. En los países donde se recicla plástico, el material recogido es utilizado para producir nuevos productos de plástico o lo queman para producir energía. Sin embargo, en su recolección hay dificultades. Todos los plásticos no son iguales, algunos contienen componentes que no se pueden quemar, y otros componentes que no se pueden reutilizar. Y nosotros, los consumidores, tenemos que conocer todos los códigos y reglas antes de elegir el cubo de basura adecuado para el plástico que tenemos en las manos. También, los productos plásticos no son la única fuentes de los residuos de este mismo material, por ejemplo: la ropa y los productos cosméticos sueltan pequeños trozos de plástico en cada uso. Al final, la mayoría del plástico no está reciclado y reutilizado.

La basura no reciclada acaba normalmente a los basurales o a la naturaleza. Estos lugares están llenos de residuos diferentes y muchos animales, como las aves y roedores, buscan comida entre la basura y tragan también estos pedazos de plástico. Los pedazos se pueden acumular en el sistema digestivo, y posteriormente provocar problemas de salud e incluso la muerte. En muchos ecosistemas el plástico está astillado por erosión, como olas, arena, luz y pH. Estas partículas pequeñas y microscópicas han convertido a unos de los problemas ecológicos más grande que enfrontamos hoy.

Watch: The huge problem of microplastic | Oceana
Fuente: Oceana

Según NOAA (La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica) las partículas del plástico menos de 5 mm están considerados como microplástico, pero muchas investigaciones sobre el tema están hechas con unos filtros de 0,3 mm, que significa que esos estudios están concentrados en partículas mucho más pequeñas. Generalmente, mencionan los océanos y mares cuando hablan sobre el microplástico, pero realmente se puede encontrar estas partículas igualmente en la tierra, lagos y ríos. Incluso, en el año pasado hallaron por primera vez, microplástico en un glaciar.

Entonces, ¿por qué el plástico es tan dañino para naturaleza y los seres vivos? Como mencionamos ya antes, los pedacitos del plástico se acumulan en el sistema digestivo de los organismos que lo comen. El problema más obvio es el bloqueo en el estómago o en el intestino, ya que puede ser fatal sin un tratamiento adecuado. Sin embargo, los diferentes componentes de plástico pueden causar muchos más problemas, y son una amenaza para los seres humanos como para los animales. Unos de los componentes más estudiados son ftalatos, los cuales ablandan el plástico. Podemos encontrar ftalatos en los productos cotidianos, como en las pastillas, productos higiénicos y juguetes. Los científicos han encontrado un vínculo entre ftalatos y el mal funcionamiento hormonal. Los investigadores también sospechan la susceptibilidad elevada al cáncer por este mismo componente. Otro ingrediente bien estudiado es bisfenol A o sea BPA, la cual puede dañar desde los riñones, hígado y glándulas mamarias. Igual como los ftalatos, BPA puede también exponer el organismo al cáncer y a la obesidad.

Todavía no tenemos la suficiente información científica y verificada sobre los efectos del plástico ingerido, y desgraciadamente, nuestro conocimiento sobre nanoplástico (menos de 1 μm en tamaño) es peor aún. Lo que sabemos, es que las partículas nanométricas pueden penetrar la membrana celular, y posiblemente pueden entrar incluso en las células. Lo que todavía no sabemos, es si el sistema inmunitario es capaz extraer las partículas o no, y cuales son los efectos que los plásticos pueden causar.

Aunque todavía falta estudiar más sobre el plástico y sus impactos al medio ambiente y a los cuerpos de los seres vivos, ya sabemos que el plástico causa vez más muertes en el reino animal. Cada mes podemos leer nuevos artículos sobre ballenas, aves, mamíferos terrestres y animales acuáticos que se han encontrado muertos y llenos de basura y plástico. Estos animales ni siquiera tienen que vivir cerca de los humanos. Un buen ejemplo de esto son las islas Midway, las cuales están ubicadas en la mitad del océano Pacífico y no tienen habitantes humanos. Están habitadas por aves marinas, e inesperadamente se ha encontrado una cantidad significante de los albatros muertos y literalmente llenos de productos plásticos en las islas. Este caso muestra innegablemente que incluso los lugares mas remotos no están a salvo del plástico.

U.S. Fish and Wildlife Service Headquarters
Fuente: U.S. Fish and Wildlife Service Headquarters

Por suerte, todavía no hemos perdido la batalla contra el plástico. Muchos gobiernos, fabricas, tiendas e institutos han cambiado sus procedimientos para evitar el uso de este y nuestro conocimiento crece cada día más. También los científicos e ingenieros están encontrando nuevos métodos para recolectar los pedacitos de plástico e incluso maneras de expulsar el plástico desde la naturaleza. Hay barcos que recogen basura desde la superficie del agua, hay bacterias que comen plástico y hay nuevos procedimientos para reutilizarlo. Y lo más importante, es que constantemente se introducen nuevos materiales respetuosos con el medio ambiente, que podrían reemplazar la producción del plástico. Pero esta batalla no es solamente para los gobiernos, ingenieros y los científicos. Cada uno de nosotros pueden hacer su parte en esta lucha sin fin. La siguiente vez que estés comprando productos de plástico, o pidas una bolsa plástica en la caja del supermercado, piénsalo bien, ¿de verdad la necesitas? O cuando estás tirando el tarro de yogur o la botella del agua pregúntate. ¿Puedes reutilízalo antes de tirarlo?, o ¿hay manera de reciclarlo? Al final son pequeñas cosas que pueden cambiar el futuro de nuestro planeta.

Si no estás seguro de como puedes contribuir con el uso adecuado de los plásticos, y al mismo tiempo quieres evitar comprar productos que lo contengan, puedes encontrar información en internet, hay muchos blogs que hablan de este tema, busca cuentas de Instagram y Twitter, grupos en Facebook, y guías en YouTube, los cuales te pueden ayudar. Puedes dar tu primer paso compartiendo este artículo con tus amigos y seres queridos. Y no olvides a seguirnos en Instagram como: @miralo.pues

5 1 vota
Valoración
Suscribirse
Notificar por
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Muestra todos los comentarios